lunes, 16 de enero de 2017

Por qué los hombres Aman a las Cabronas - De tapete a chica de ensueño - Sherry Argov-





Por qué los hombres aman a las cabronas es una guía  sobre relaciones para las mujeres
que  son  “demasiado  buenas”.  La  palabra  cabrona  del título  no  debe  tomarse  muy  en
serio –estoy utilizando la palabra en forma irónica , representativa del tono humorístico
de este libro.
El  título  y  el  contenido  se  refieren  a  los  que  muchas  mujeres  piensan,  pero  no  dicen.
Toda  mujer  ha  sentido  vergüenza  por  parecer  demasiado  necesitada  ante  un  hombre.
Toda mujer ha tenido un hombre tras ella, quien en el momento que la consiguió perdió
el interés. Toda mujer sabe lo que se siente que no  la tomen en cuenta. Estos problemas
son comunes para la mayoría de las mujeres, casadas  y solteras, por igual.
La cabrona de la que hablo no es la “bruja sobre ruedas”, ni un personaje malvado. Ni
tampoco la típica “cabrona de la oficina” odiada por todos en el trabajo.
La mujer que yo describo es buena pero fuerte. Tiene una fortaleza muy sutil. No deja a
un  lado  su  propia  vida  y  no  persigue  jamás  a  un  hombre.  No  permite  que  un  hombre
piense que tiene un “dominio” del 100% sobre ella.
Y se da su lugar cuando él se pasa de la raya.
Sabe  lo  que  quiere  pero  nunca  compromete  su  integridad  para  obtenerlo.  Es  como  una
magnolia de acero. Utiliza su feminidad para su propio provecho.
No  es  que  se  aproveche  de  los  hombres,  porque  juega   limpio.  Tiene  algo  que  la  chica
buena  no  tiene:  claridad  mental,  pues  se  deja  lleva r  por  una  fantasía  romántica.  Esta
claridad mental le permite ejercer su poder cuando es necesario.
Además,  tiene  la  capacidad  de  permanecer  tranquila bajo  presión.  Mientras  que  una
mujer  que  es  “demasiado  buena”  da  y  da  hasta  quedar   agotada;  la  mujer  que  tiene
claridad mental sabe hasta dónde llegar.
Entre  los  cientos  de  entrevistas  que  realicé  a  hombres  para  este  libro,  hubo  dos  cosas
que quedaron claras: la primera, ellos utilizaban con regularidad la frase desafío mental
para describir a una mujer que no parecía necesitada. Y segunda, la palabra cabrona era
un  sinónimo  de  su  concepto  de  desafío  mental.  Y  ésta  era  la  característica  que  les
parecía más atractiva.
El éxito en el amor no se basa en la apariencia; se  basa en la actitud.
Es  necesario  ser  un  poco  irreverente  para  tener  algo  de  autoestima.  No  se  trata  de  ser
irreverente con otras personas, sino sobre lo que otras personas piensan.  La cabrona es
una mujer poderosa que  obtiene una gran fuerza de su capacidad para pensar de forma
independiente,  en  especial  en  un  mundo  que  sigue  enseñándole  a  las  mujeres  a  ser
abnegadas. Esta mujer no vive bajo los estándares de nadie más, solo bajo los propios.
Es  la  mujer  que  juega  con  sus  propias  reglas,  que  tiene  un  sentimiento  de  confianza,
libertad y poder.
Las  cabronas  que  son  tan  amadas  por  los  hombres  emiten  una  cualidad  despreocupada
y,  sí,  tienen  ese  “sabor”.  Por  coincidencia,  es  ese   mismo  sabor  que  los  hombres  dicen
encuentran  tan  magnético.  La  diferencia  es  que  la  mujer  no  lo  está  buscando  fuera  de
ella; es una cualidad especial que lleva consigo...






No hay comentarios:

Publicar un comentario

link

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...