sábado, 1 de octubre de 2016

En busca de Dios - Edith Stein


Sinopsis
En la vida de Edith Stein el hombre moderno ve reflejado su propio destino, con sus revoluciones ideológicas, con su alejamiento de Dios, su ansia de verdad y amor redentor de Dios. Ve en ella una persona que ha conllevado sus mismas miserias y que posee una comprensión extraordinariamente fina, maternal y compasiva para con las cosas menudas de la vida cotidiana. La grandeza intelectual de Edith Stein no le sobrecoge, porque esa grandeza queda muy por detrás de su vida realmente envidiable, totalmente impregnada por el amor a Dios. De este modo, Edith Stein, conocida posteriormente por sor Teresa Benedicta de la Cruz, viene a ser como un faro que orienta al hombre actual hacia lo único real, hacia la única verdad, hacia el único sentido de su existencia, por el que la vida merece vivirse: hacia Dios, que es al mismo tiempo la verdad y el amor. Dos fueron los discípulos más famosos de Husserl: Heidegger y Edith Stein; y ambos siguieron caminos muy diversos. Ella, entregada a la vida trascendente, se hizo carne con la Iglesia, y murió mártir bajo las botas siniestras de la svástica. Nunca será recordada, quizás, como filósofa, pero sí venerada en los altares, y querida por millones de personas que poco saben de fenomenología.

Acerca de la autora
Edith Stein, nace el 12 de octubre de 1891 en Breslavia -hoy Wroclaw- capital de la Silesia, una región de Alemania que pasó a Polonia después de la Segunda guerra mundial y muere en en el campo de concentración de Auschwitz el 9 de agosto de 1943. Sus padres, Sigfred y Auguste, dedicados al comercio, eran judíos. Edith fue la última de once hijos. Su padre murió el 1893 y su madre hubo de cargar con la dirección de la serrería y la educación de sus hijos. La pequeña Edith escribió de sí misma que ella de niña era muy sensible, dinámica, nerviosa e irascible, pero que a los siete años ya empezó en ella a madurar un temperamento reflexivo. En 1913 ingresó en la universidad de Gottingen y se dedicó al estudio de la fenomenología. Era su vida: sus libros, sus compañeros, y, sobre todo, el célebre profesor E. Husserl. Durante este tiempo llega a un ateísmo casi total. Estalla en 1914 la primera Guerra Mundial y Edith trabaja como enfermera en un hospital de cuatro mil camas. A esta obra se entrega de lleno. El estudio de fenomenología hecho con seriedad le lleva al conocimiento profundo de la Iglesia católica y se bautiza el en 1922. El Dios o el Absoluto llena toda su alma: "Cristo se elevó radiante ante mi mirada; Cristo en el misterio de la Cruz". Su encuentro definitivo fue en 1921 leyendo la Autobiografía de Santa Teresa. Al ser bautizada el recibió el nombre de Teresa Edwig. A sus 42 años viste el hábito carmelita en el convento de Colonia. Su familia rompe con ella. en 1935. Pronto se enrarece la atmósfera en Alemania. Los nazis odian al puebo judío. Ella presagia la suerte que le espera. Quieren salvarla haciendo que huya a Holanda. El 22 de agosto de 1942 miembros de las SS se presentan en el convento y apresan a Sor Bendicta y a Su hermana Rosa. Después de varios tormentos, en el horno de gas del "infierno de Auschwitz", moría la mártir de la Cruz, Sor Bendicta. Fue beatificada en 1987 en Colonia. Su fiesta se celebra el 9 de agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

link

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...