domingo, 17 de abril de 2016

La Ciencia de la Meditación- Samael Aun Weor





La Ciencia de la Meditación
La práctica de la meditación, que generalmente se considera una costumbre oriental, se ha difundido mucho durante los últimos años.
¿Qué es Meditación? ¿Por qué es una ciencia?
El diccionario Webster, define el término “meditar” como “entrar en contemplación o reflexión”.
Esta es una descripción precisa de una de las formas que la meditación moderna puede tomar.
Va más allá del método místico que consiste en buscar el éxtasis de la unión con lo divino o con Dios como único objetivo.
Trasciende la meta de muchos tipos modernos de meditación que ponen el acento en la “paz de la mente”, obtenida al separarla de todas sus funciones normales, induciendo a menudo a una sensación de parálisis mental más que de paz.
La mente, entonces, es incapaz de registrar, interpretar y aplicar.
Estas tres últimas palabras, proporcionan probablemente, la definición más exacta de meditación creativa: registro, interpretación y aplicación.
Ello implica actividad mental, incluyendo causa y efecto, el contacto con una fuente de inspiración y la capacidad consecuente de utilizar y aplicar los resultados de la meditación.
Existe un método que puede ser aprendido y practicado para obtener la concentración y el alineamiento de la conciencia con la primera fuente de inspiración: el alma.
Todo empieza por la actividad de la mente, no solamente la de la mente inferior, que representa la facultad de análisis y dirección, sino también la capacidad de llevar la mente inferior, dirigida conscientemente hacia el alineamiento con la mente superior y el alma.
Un “pensamiento simiente”, contemplado a la luz del alma, produce nuevos pensamientos e iluminación mental que la mente inferior interpreta y aplica. Puesto que la meditación está relacionada con la receptividad mental, es esencialmente un medio de canalizar energía.
Los científicos de hoy, tienen la tendencia a estar de acuerdo en que “todo es energía” - un aforismo oculto básico.
La fuerza vital que mantiene viva toda manifestación es energía; la conciencia es la respuesta a la energía al penetrar en los corazones y las mentes de los hombres.
El pensamiento claramente dirigido en la meditación, con la mente firme en la luz del alma, es un medio científico de establecer contacto con esos aspectos mayores de la fuerza vital que llamamos luz, amor y poder, dándoles una correcta interpretación, y dirigiéndolas como ideas y planificación hacia una actividad específica.
La Meditación es una técnica científica en la que se puede confiar que producirá resultados si se practica con cuidado y precisión.
Mientras que las técnicas de meditación pueden ser aprendidas, su forma de aplicación varía para cada uno.
Cada cual debe encontrar su propia vía por sí mismo ya que es la experiencia lo que nos permite llegar a ser expertos en la utilización correcta de la mente, en el alineamiento de la conciencia con la energía del alma y aprendiendo a como dar una justa expresión, en la meditación, a los abundantes recursos espirituales disponibles en el servicio.
Oración y Meditación
La oración y la meditación son dos métodos distintos de acercamiento a la realidad.
Ambos son igualmente legítimos y útiles.
La oración se basa en el concepto de Dios Trascendente, situado por encima y más allá del mundo de los asuntos humanos; la meditación, sin embargo, atrae a quienes reconocen a Dios Inmanente, actuando al interior de Su creación.
Cuando oramos, hablamos a Dios; cuando meditamos, escuchamos a Dios, o dejamos que Dios nos hable.
Las diferencias básicas entre meditación y oración son la motivación y el medio.
La oración se basa en el deseo personal, y los resultados dependen del fervor y la intensidad emocional; la meditación, por su parte, está, o debería estar, motivada por el servicio al Plan y el mayor bien para toda la humanidad. La meditación emplea la mente disciplinada a fin de contactar al alma y conocer la voluntad de Dios.
Tanto la meditación como la oración son de naturaleza invocadora.
Ambas son un llamado a las fuerzas espirituales para la liberación de energías en respuesta a la formulación de una demanda, y los dos métodos son eficientes.
Hay necesidad de los dos porque gran parte de la humanidad está enfocada todavía en el nivel emocional.
La meditación es practicada por aquellos que reconocen que la divinidad - el “Reino de Dios” - está dentro, y que la realización de Dios es un proceso natural. El uso disciplinado de la mente, combinado con el servicio a los demás, es el medio para lograr esa realización.
La fórmula “Cristo en vosotros, esperanza es de gloria”, es una realidad para el meditador.
 ESTE LIBRO  ES SENCILLO DE ENTENDER
Que TU alma controle la forma externa……. la vida y todos los acontecimientos!!!!!!!
Que el amor prevalezca………
Que todos los hombres amen!!!!!!!!!
Desde el punto de Luz en la Mente de Dios
Que afluya luz a las mentes de los hombres
Que la luz descienda a la tierra.
Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios
Que afluya amor a los corazones de los hombres
Que Cristo retorne a la tierra.
Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres
EL propósito que los Maestros conocen y sirven.
Desde el centro que llamamos la raza de los hombres
Que se realice el Plan de amor y de luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder, restablezcan el Plan en la Tierra.
OM OM OM
AMÉN AMÉN AMÉN
 



o


•*´¯)¸.•*´¯)
(¯`*•.¸Cliquea con el botón derecho del mousse y elige “guardar”
 
˚ ˛ •˛•˚
...˛ •˛•˚
♪♫ ♫

No hay comentarios:

Publicar un comentario

link

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...