lunes, 1 de abril de 2013

El Zodíaco, Clave del Hombre y del Universo - Omraam Mikhaél A'ívanhov



Los hindús denominan akasha a esta materia fluídica. Pero, en realidad, poco importa los
nombres que se le den: electricidad cósmica, serpiente original,
fuerza Fohat... Dado que cada criatura que piensa, siente y se mueve
le imprime nuevas vibraciones, es imposible determinar y nombrar
todas sus formas desde la creación del mundo. Su naturaleza es
extremadamente misteriosa y todo lo que puede decirse sobre ella es,
a la vez, verdadero y falso. Este akasha tiene, pues, la propiedad de
registrar todo lo que sucede en el universo. Y, por otra parte, la
prueba de que todo queda registrado está en que los clarividentes
pueden leer sobre un objeto los acontecimientos que sucedieron a su
alrededor, e incluso el destino de una persona que tuvo este objeto
entre sus manos durante uno o dos minutos. Hablo, evidentemente, de
los verdaderos clarividentes. La existencia de esta clarividencia es
un argumento extraordinario: si los sabios materialistas la tuvieran
en cuenta, se verían obligados a modificar sus puntos de vista sobre
la naturaleza de la materia.
Este fluido, este akasha en donde todo se imprime, en donde todo se refleja, se extiende hasta
los confines del Universo, que son para nosotros los límites del
zodíaco, pues el círculo del zodíaco representa, simbólicamente,
el espacio que Dios delimitó para crear el mundo. Por otra parte
según la Ciencia iniciática, la sucesión de los 12 signos del
zodíaco (Aries q , Tauro w, Géminis e, Cáncer r,
Leo t, Virgo y,
Libra u, Escorpio i,
Sagitario o, Capricornio p,
Acuario [, Piscis /revela las diferentes etapas de la creación.

Omraam Mikhaél A'ívanhov.
Etiquetas: A'ívanhovMikhaélOmraam
Visitas: 10
Archivos adjuntos:
Publicado por M;aitreya 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario

link

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...