martes, 25 de septiembre de 2012

***La persecución del Intruso*** CAPÍTULO 2*** El comienzo de la iniciación***Mujeres que corren con lobos***




En un solo ser humano hay muchos otros seres, todos con sus propios valores, motivos y estratagemas. Ciertas tecnologías psicológicas aconsejan detener a estos seres, contarlos, darles un nombre y
ponerles unos arneses hasta obligarlos a avanzar con paso cansino como esclavos
vencidos. Pero hacer eso equivale a detener el baile de los destellos salvajes
en los ojos de una mujer y es como detener su relámpago e impedirle despedir
chispas. Nuestra tarea no es corromper su belleza natural sino construir para
todos estos seres una campiña salvaje en la que los artistas que haya entre
ellos puedan crear sus obras, los amantes puedan amar y los sanadores puedan
sanar.

Pero ¿qué vamos a hacer con todos estos seres interiores que están locos y con los que siembran la destrucción sin darse cuenta? Hay que dejarles sitio incluso a ellos, pero un sitio en el que se les
pueda vigilar. Uno de ellos en particular, el más falso y el más poderoso fugitivo
de la psique, requiere nuestra inmediata atención y actuación, pues se trata
del depredador natural.

Si bien la causa de una considerable parte de los sufrimientos humanos se puede atribuir a la negligencia, hay también en el interior de la Psique
un innato aspecto contra natura, una fuerza contraria a la naturaleza.
El aspecto contra natura es contrario a lo positivo: es contrario al
desarrollo, a la armonía y a lo salvaje. Es un sarcástico y asesino antagonista
que llevamos dentro desde que nacemos y cuya misión, por muchos cuidados que
nos presten nuestros padres, es la de tratar de convertir todas las
encrucijadas en caminos cerrados.

Este poderoso depredador 1 aparece una y otra vez en los sueños de las mujeres y estalla en el mismo centro de sus planes más espirituales y significativos. Aísla a la mujer de su naturaleza instintiva. Y,
una vez cumplido su propósito, la deja insensibilizada y sin fuerzas para
mejorar su vida, con las ideas y los sueños tirados a sus pies y privados de
aliento.

El cuento de Barba Azul se refiere a eso. En Estados Unidos las mejores versiones conocidas de Barba Azul son la francesa y la alemana 2. Pero yo prefiero mi versión literaria en la que se mezclan la
francesa y la eslava, como la que me contó mi tía Kathé (pronunciado “Cati”)
que vivía en Csíbrak, cerca de Dombovar, en Hungría. Entre nuestro grupo de
campesinas narradoras de cuentos, el cuento de Barba Azul empieza con una
anécdota acerca de alguien que conocía a alguien que conocía a alguien que
había visto la horrible prueba de la muerte de Barba Azul. Y así empezaremos
aquí.

2 comentarios:

  1. La persecución del intruso,muy interesante, para reflexionar,un placer visitarte,un abrazo.J.R.

    ResponderEliminar
  2. Placer en idéntico sentir JR!! Gracias!

    ResponderEliminar

link

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...