lunes, 24 de septiembre de 2012

***HOMENAJE A GIORDANO BRUNO***


bruno
Filósofo y poeta renacentista italiano cuya dramática muerte dio un especial significado a su obra.
Había nacido Bruno en Nola, cerca de Nápoles.
Su nombre de pila era Filippo, pero adoptó el de Giordano al ingresar en la orden de predicadores; con estos frailes estudió la filosofía
aristotélica y la teología tomista.
Giordano Filippo  fue filósofo, astrónomo, matemático y profesor de la Universidad de Oxford.
Sus teorías, se anticiparon a la ciencia moderna.
Se ordenó sacerdote en 1572 y cuatro años después, poniendo en duda muchas de las enseñanzas del cristianismo y siendo, por lo tanto, sospechoso de
herejía, abandonó su orden religiosa, la Orden de Santo Domingo.
En la medida que madura y desarrolla su concepción filosófica, (que el mismo gustaba definir como la “nolana filosofía” haciendo referencia a su
ciudad natal)(2)y temiendo por su seguridad, en busca de libertad de
expresión, Bruno comienza una vida que lo llevará a los principales
países de Europa (Suiza, Francia, Inglaterra, Alemania y
Checoslovaquia).
Estos años los dedicó al estudio, a la reflexión, a la especulación, así como a escribir e impartir conferencias.
Durante su estancia de dos años en Londres (1583-1585), Bruno, fue profesor en la Universidad de Oxford y escribió, así como publicó, seis diálogos en
italiano titulados sobre la causa, principio y uno, Sobre el infinito
Universo y los mundos, Sobre la cena del Miércoles de Ceniza, La cábala
del caballo Pegaso, La expulsión de la bestia triunfante y Delirios
heroicos.
Estos volúmenes contienen los elementos esenciales de su valiente cosmología, de su nueva epistemología, así como de sus opiniones sobre ética, religión y teología.
Con su inquebrantable determinación, sus creativas opiniones y controvertidos libros, Bruno retó a las férreas y atrincheradas creencias de la fe Católica romana, a los prejuicios de los físicos y
astrónomos de su época, así como a la implacable autoridad conferida al
punto de vista aristotélico.
Volvió a Italia con la idea optimista de convencer al nuevo papa, Clemente VIII(3) , de algunas de sus controvertidas ideas.
Fue acusado por la Inquisición a la que respondió con la siguiente profesión de fe, idéntica a la de los antiguos maestros:

“Creo que el universo es infinito como obra del divino e infinito poder, porque hubiera sido indigno de la omnipotencia y de la bondad de Dios crear un solo mundo finito pudiendo crear, además de este mundo,
infinitos otros.
Por lo tanto, declaro que hay infinitos mundos parecidos al nuestro, el cual, de acuerdo con el sentir de Pitágoras, creo que una estrella de naturaleza análoga a la luna, a los otros
planetas y demás astros, cuyo número es infinito, y que todos estos
cuerpos celestes son mundos innumerables que constituyen el universo
infinito en el espacio infinito, y esto es lo que llamo universo
infinito con innumerables mundos; y así tenemos dos linajes de grandeza
infinita en el universo y una multitud de mundos.
Esto aparece a primera vista contrario a la verdad si se compulsa con la fe ortodoxa.
Además, en este universo hay una providencia universal por cuya virtud todos los seres viven, se mueven y perseveran en su perfeccionamiento.
Esto lo entiendo en dos sentidos: primero, a la manera como el alma está en todo el cuerpo y en cada una de sus partes, a lo que llamo la naturaleza, sombra o huella de la Divinidad; y segundo, a la manera
como esta Dios en todo y sobre todo, por esencia, presencia y potencia,
no como parte ni como alma, sino de mondo inefable.”
“Además, creo que todos los atributos de Dios son uno solo y el mismo.
De acuerdo con los más eminentes teólogos y filósofos concibo tres atributos principales: poder, sabiduría y bondad, o mejor dicho, voluntad, conocimiento y
amor.
La voluntad engendra todas las cosas; el conocimiento las ordena; y el amor las concierta y armoniza. Así comprendo la existencia de todas las cosas, pues nada hay que no participe de la existencia ni
ésta es posible sin esencia, de la propia manera que nada es bello sin
belleza, y por lo tanto nada puede escapar a la divina presencia.
Así es que por raciocinio y no por verdad substancial la distinción de Dios”.
“Creo que el universo con todos sus seres procede de una Causa primera, por lo que no debe desecharse el nombre de creación a que, según colijo, se refiere Aristóteles al decir que Dios es aquello de
que el universo y la naturaleza dependen.
Así es que, según el sentir de Santo Tomás, sea o no eterno el universo, considerado en razón de sus seres, depende de una Causa primera y nada hay en él
independiente”.
“Con respecto a la verdadera fe, prescindiendo de la filosofía, ha de creerse en la individualidad de las divinas personas, y que la sabiduría, el Hijo de la Mente, llamada por los filósofos
inteligencia y por los teólogos Verbo, tomó carne humana.
Pero a la luz de la filosofía, dudo de estas enseñanzas ortodoxas, aunque no recuerdo haberlo dado a entender explícitamente, ni de palabra ni por escrito,
sino de un modo indirecto, al hablar de otras cosas que con toda
sinceridad creo que pueden demostrarse por natural juicio.
Así, en lo referente al Espíritu Santo o tercera persona, no lo comprendo de otra manera que como lo entendieron Salomón y Pitágoras, es decir, como Alma
del universo compenetrado con el universo, pues según Salomón: “El
Espíritu de Dios llena toda la tierra y contiene todas las cosas.
Y esto concuerda asimismo con la doctrina pitagórica expuesta por Virgilio en el Texto de la Eneida: “De este espíritu, vida del
universo, procede, a mi entender, la vida y el alma de todo cuanto
tiene alma y vida.
Además, creo en la inmortalidad del alma lo mismo que en el cuerpo, pues en lo que a sustancia se refiere también el cuerpo es inmortal, ya que no hay otra muerte que la disgregación,
según parece inferirse de la sentencia del Eclesiastés, que dice: “Nada
hay de nuevo bajo el sol.
Lo que es será”.

Todos somos sus discípulos contra las tinieblas de los dogmatismos, de la ignorancia y la crueldad, porque su fuego nos sigue iluminando con su inteligencia y su valentía.


Respuestas a esta discusión

Eliminar
hola susana. primera vez que se de la esistencia de giordano bruno. si . era un ser humano de mente infinita. y un sabio en relacion a lo espiritual . y como siempre ellos de mente finita acuden a la hoguera para quemar la verdad. pero digo y pregunto . a giordano le quemaron el cuerpo fisico. pero no le quemaron el alma . porque el alma no la quema la hoguera. y por otro lado pregunto. como seria el encuentro del alma de giordano bruno. con las almas que lo llevaron a la hoguera. lo cierto es que hoy en dia giordano era la verda.
Eliminar
ASI ES ....
EL SABíA LA VERDAD.....COMO TANTOS EN ESA ÉPOCA......
CUALQUIER DOGMATISMO ES PELIGROSO PARA LA HUMANIDAD....PERO EL ESTABA MÁS ALLÁ DE ESO.....
Y AÚN ESTÁ....
AHÍ BRILLANDO ENTRE LAS ALMAS ASCENDIDAS!!!
Por ley de correspondencia y vibración......dudo q esas almas se hayan encontrado....porq a pesar de q DIOS tiene en su regazo al q fue llevado a la hoguera y al q prendió la mecha.....la LEY es la LEY y funciona!!!!
Eliminar
realmente merecido...leí el libro que narra su historia.....maravillosa y cohoerente... gracias
Eliminar
LA VERDAD NO LO CONOCIA... PERO EN SU EPOCA.. COMO NO LOIBAN A QUEMAR ENLA HOGUERA... ??? TANTAS VERDADES... REVELADORAS... QUE LE QUITAN EL PODER A LOS PODEROSOS....AHORA NOMAS ME PONGO A BUSCAR LA PELICULA... QUE LEI QUE HAY UNA A VER QUE ONDA!!!!
AHOARA... MIRA VOS.... NOLO PUEDIERON CALLLAR... ACA SIGUE HABLANDO....SER DE LUZ!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

link

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...