martes, 2 de agosto de 2016

Libro El Secreto de las Siete Semillas -David Fischman-pdf




La novela que nos regala el autor , tiene, una vez más, una riqueza espiritual y
enseñanzas de vida propias de otras obras del autor, que nos sirven de guía para conocernos mejor. Quiere dotar al lector de siete herramientas básicas o autoayudas para llevar una vida más orientada a los fines que nos trazamos, ya sea en el ámbito personal o profesional. En la casa y en el trabajo, estamos inmersos en un escenario donde es muy fácil perder la brújula: vidas vertiginosas cargadas de angustia, nerviosismo, pesimismo, mal humor, frustración, depresión, etc.
Al leer El secreto de las siete semillas, el lector probablemente se identificará con
Ignacio –personaje principal– pues todos somos un poco los Ignacios de esta eramovidos por el “apúrate”, “sé fuerte”, “sé perfecto”, que generan un gran desgaste.
Vernos reflejados en el espejo de Ignacio nos ofrece la posibilidad de ser dueños de la llave que abre las puertas de nuestros barrotes, pues no hay peor carcelero que uno mismo...

El libro comienza con un episodio de dolor torácico, angina o “pre infarto” que le hace meditar acerca de su vida y hacia donde va.

Por este tiempo y sin mucho convencimiento,  acude a un maestro  de meditación; que a través de la experiencia, le enseña a conocerse y descubrirse, utilizando las distintas semillas que representan aspectos de su personalidad:

1. Auto-conocimiento: El maestro le entrega una Semilla golpeada y le explica que muchas de nuestras reacciones actuales  se deben a nuestra primera infancia. La semilla golpeada nunca florecerá, así como quién ha sido maltratado cuando pequeño, de grande es otro maltratador. El auto-conocimiento es el principio de entendernos, para intentar mejorar.

2. Meditación e introspección, paz interior: La Mimosa púdica es una flor que se cierra cada vez que hay un ruido. Nosotros necesitamos estar con nosotros mismos, para alcanzar la paz. Necesitamos cerrarnos al mundo exterior para encontrarnos.

3. Control del ego: La Rosa representa nuestro ego. Cada vez que hablamos mal de alguien, estamos secretamente comparándonos con esa persona y pensando que somos mejores. Si vivimos para el ego, el ego nos controla y nos hace alejarnos de los demás y de nuestra paz interior.

4. Servicio: El Mango es una planta que brinda sus frutos sin esperara nada a cambio. Si uno ha mejorado en los puntos anteriores, entiende la alegría de servir; de ayudar a que otros puedan mejorar.

5. Buscar la luz: Ética en la vida: El Girasol mira siempre hacia la luz. Muchas veces necesitamos tomar decisiones éticas, aunque quizá en ese momento no nos favorezcan, pero a la larga, el mundo te da lo que tu le das.

6. Definir prioridades, control del tiempo; equilibrio: El Pino es un árbol simétrico. Igualmente, necesitamos equilibrio en nuestra vida, definir y separar espacios de tiempo para lo que es importante y no necesariamente urgente. NO podemos hacer todo. Debemos definir que cosas podemos hacer y cuales son las más importantes de hacer cada día.

7. Desapego, flexible, adaptarse al cambio: El Hunco es una planta muy flexible y que se puede doblar mucho; pero sus raíces son firmes. Nos enseña que debemos ser abiertos al cambio. Aceptar la realidad y adaptarse: ser flexible y sacar lo mejor de cada situación.

Cada semilla implica más que el mero hecho de leer las reflexiones del libro. Poner en práctica todo lo anterior es algo que puede llevar años, pues actuamos como actuamos también hace muchos años y quizá nos parezca normal. Pero la felicidad y la paz interior  bien valen la pena








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...